LOS 5 ERRORES QUE COMETES AL PERDER GRASA

Hay principalmente dos decisiones que se suelen hacer cuando no estamos consiguiendo nuestro objetivo de perder de grasa:

  • Continuar recortando calorías y aumentando el cardio con la intención de hacer que nuestro cuerpo se ponga manos a la obra y queme grasa.
  • Revisar el progreso hasta el momento, identificar el problema y aplicar una solución.

Una de estas decisiones tendrá como resultado la continuidad de un proceso sostenible de pérdida de grasa, mientras que la otra nos llevará directamente a la frustración siendo el camino perfecto al ciclo del atracón.

ciclo del atracón perder grasa

Siempre que dejemos de perder peso inesperadamente, es importante que primero abordemos los posibles problemas de raíz o corrijamos los errores más comunes antes de ponernos a reducir las calorías o aumentar el cardio como locos.

A menudo, se suelen cometer errores que pueden parecer una tontería pero que sin duda lastraran nuestro proceso de pérdida de grasa:

1. NO CONTAR CORRECTAMENTE LAS CALORÍAS.

Aunque sea algo que puede parecer obvio, es sorprendente la cantidad de personas que no realizan un seguimiento adecuado de su consumo de calorías. Pensemos solo esto, si no conocemos la ingesta diaria de calorías y no realizamos un seguimiento real, entonces, ¿cómo podemos saber si estamos comiendo adecuadamente para cumplir nuestro objetivo de pérdida de grasa?

Recuerda, la ecuación del balance energético (“calorías que entran por las que salen”) es la clave cuando se trata de cambiar la composición corporal, por lo tanto, antes de aumentar tu entrenamiento o cambiar tus hábitos alimenticios, tómate tu tiempo para saber si estás midiendo de manera fiable lo que estás comiendo y empezar a adaptar las cosas desde ahí.

 


 

¿Te está gustando el artículo y quieres aprender más?

¡Es Black Friday y el cuerpo lo sabe!

Ahora puedes acceder al Pack Formativo donde accederás a una formación de 1h30′ en la que aprenderás a perder grasa, 1 calculadora para calcular tus calorías, junto con otras dos calculadoras (calcular las series mínimas para mejorar tu entrenamiento y otra para calculas las calorías que quemas entrenando fuerza) junto con 3 E-Books para mejorar tu glúteo, espalda y pectoral.

Todo ello por lo que te gastas en una cena.

botón


 

 

2. INTENTAR SUPLIR CON EL ENTRENAMIENTO UNA MALA NUTRICIÓN.

Desde el punto en el que nos planteamos empezar, es de vital importancia darse cuenta de que la alimentación desempeña un papel muy importante en la pérdida de grasa.

Por supuesto, el entrenamiento con cargas será indispensable para el mantenimiento tanto de la salud como de la fuerza y la masa muscular durante el proceso, pero no nos engañemos pensando que el entrenamiento podrá suplir una inadecuada alimentación, ya que ni el entrenamiento mejor planificado e individualizado del mundo hará por sí solo que consigamos nuestro objetivo de pérdida de grasa.

 

3. ACTUAR RÁPIDO Y MAL.

Sabemos que utilizar recursos como fajas reductoras o incluso cremas para perder grasa puede resultar muy tentador (si no lo fueran no se comercializarían) pero lo cierto es que no solo son una completa pérdida de tiempo y esfuerzo sino también de dinero.

Debemos reformular nuestra mentalidad y comprender que todo lo que realmente valga la pena y nos lleve a tener resultados, llevará tiempo. Invierte en ti mismo y en el tiempo que te llevará a obtener cambios significativos y duraderos, no te decepcionará.

 

4. PLANTEAR OBJETIVOS POCO REALISTAS.

Algo muy importante es no prepararse para fallar. Al embarcarnos en el viaje de pérdida de grasa, debemos establecer objetivos realistas que vayan a potenciar nuestra adherencia al proceso. Al igual que no podremos construir 10 kilos de masa muscular en un solo mes, tampoco podremos reducir nuestro porcentaje graso en un 5 por ciento en tres semanas.

Debemos entender lo que queremos conseguir y cómo lo vamos a conseguir y, después, dividirlo en partes manejables y realistas.

Aferrándonos a objetivos poco realistas, lo único que conseguiremos serán decepciones y frustraciones. Algo que no tiene por qué ser así en nuestro proceso de pérdida de grasa.

 

5. CALORÍAS OCULTAS.

Con calorías ocultas o escondidas básicamente nos referimos a las calorías que a menudo no se cuentan y se consideran intrascendentes. Cosas como la leche en el café, el chorrito de salsa o de aceite para cocinar… pueden parecer insignificantes debido a las pequeñas cantidades en las que generalmente se usan, pero si sumamos las calorías adicionales durante un día o una semana, nos daremos cuenta de que probablemente nos estemos pasando de nuestro objetivo calórico sin darnos cuenta.

 

CONCLUSIÓN FINAL.

Aunque podría parecer algo realmente complejo si nos ponemos a analizar fisiológicamente el proceso de pérdida de grasa, el hecho de perder peso es un proceso sencillo que simplemente requiere que quememos más calorías de las que ingerimos diariamente. Si hacemos esto bien y somos capaces de mantenerlo en el tiempo, nos daremos cuenta de que la pérdida de grasa es muy fácil.

 

¿Necesitas ayuda con tu proceso de pérdida de grasa? ¡Podemos ayudarte!

Hoy tienes un 20% DTO en el Asesoramiento On-Line de nutrición (SOLO 2 PLAZAS) + una camiseta de regalo! (solo pedidos de España)

botón

 

POST A COMMENT