PROTEÍNA: ¿CON QUÉ TOMARLA?

Antes de nada debemos ser conscientes que este tipo de artículos son el resultado de emplear demasiados esfuerzos en controlar ese pequeño porcentaje que no es la causa principal de la obtención o el éxito de nuestros resultados.

La cuestión de con qué debemos mezclar nuestro batido de proteínas es una pregunta que suele surgir a la hora de decidir suplementarnos.

Y como siempre la respuesta es depende. Los “dependes” no venden, pero para los que nos gusta este mundillo son el sentido de muchas de nuestras investigaciones.

Para poder analizar las opciones con las que mezclar la proteína, es interesantes saber qué es.

El suero es una de las dos partes de leche, siendo la otra la caseína. Alrededor del 80% de la leche contiene proteína de caseína que se caracteriza por su absorción lenta, mientras que el suero se digiere de una manera más rápida. El batido típico de whey contiene aislado de suero de leche. Por lo que mezclando cualquiera de las dos opciones con leche estaremos obteniendo caseína y suero en mayor o menor medida.

¿CUÁL ES TU OBJETIVO?

Lo primero que debemos hacer cuando nos surja cualquier cuestión en el ámbito de la nutrición, es empezar por la siguiente cuestión ¿cuál es nuestro objetivo? En función de este será válida una opción u otra.

En la mayoría de ocasiones no hay verdades absolutas. Tú necesitas aplicar aspectos del entrenamiento y la nutrición que pueden no tener nada que ver con los de tu amigo por las diferencias que existen en vuestra composición corporal, estilo de vida, disciplina deportiva y objetivos, entre otras cosas.

VENTAJAS DE LA LECHE

  • Mayor aporte calórico: En un periodo de déficit calórico con el objetivo de disminución de porcentaje de grasa cada kcal cuenta y nos puede interesar ahorrárnosla. Además, podemos variar el tipo de leche, desnatada, semidesnatada y entera en función de nuestros objetivos, siendo interesante utilizar una leche desnatada cuando estamos ingiriendo un número reducido de calorías a lo largo del día y una leche semidesnatada o entera cuando nos interese un aporte calórico y graso mayor.

Resultado de imagen de proteina con leche

  • Mejora la absorción de nutrientes: Los aminoácidos requieren de presencia de glucosa para mejorar su absorción por lo que aumenta la disponibilidad de nutrientes que aportan al tejido muscular.
  • Mayor cantidad de proteína: Al mezclarlo con leche añadimos unos gramos más de aporte proteico.
  • Mayor saciedad: Las fuentes de grasa y proteína se caracterizan por generar una mayor saciedad tras su ingesta.
  • Digestión más lenta: la caseína de la leche tardará un poco más de tiempo en absorberse. Mezclándolo con la leche se obtienen dos tipos de proteínas: una rápida y una de absorción lenta (caseína). Los aminoácidos del suero tienen un transporte rápido a los músculos, la caseína tarda más de tiempo, por lo que tendremos aminoácidos disponibles durante más tiempo.

VENTAJAS DEL AGUA

  • Absorción más rápida: aumenta la velocidad de absorción de los aminoácidos.
  • Reduce la posibilidad de molestias por intolerancias.
  • Menos kcal: interesante en épocas de con déficit calórico.

Imagen relacionada

CONCLUSIÓN

Si el objetivo es la ganancia de masa muscular y no te preocupa el aporte calórico o distribución de macros y tampoco padeces intolerancia, la leche es una buena opción.

Los que buscan bajar de peso o tienen intolerancia a la lactosa, la mejor opción será tomar la proteína de suero con agua.

Debemos realizar mayores esfuerzos en entrenar, comer y descansar como es debido que en estos aspectos que no van a formar parte de la base de la evolución en la mayoría de la población.

Si quieres seguir aprendiendo más, durante esta semana tienes acceso a 66 cursos y libros de entrenamiento y nutrición por solo 55€, nuestro libro está dentro del pack por lo que, ¡te encantará!

botón

 

POST A COMMENT